domingo, 13 de julio de 2014

BAJA AUTOESTIMA



El tema de la  baja autoestima es muy recurrente en mis correos de ayuda psicológica gratuita, y siempre o casi siempre manifiestan que fue destruida en su niñez o adolescencia. Por desgracia las personas que más dañan nuestra autoestima son nuestros padres y personas que admiramos.
Es muy común leer en los correos enviados oraciones semejantes a estas; “no sirves para estudiar”, “no lograrás nada en la vida”. Oraciones que fueron repetidas muchas veces por nuestros padres y personas que respetamos. Y por ende las creímos como verdaderas. Y nos aceptamos como tal.
Que nos trajo este tipo de mensajes nocivos a nuestras  vidas.
Una  “actitud” negativa hacia  nuestro futuro. Hizo que me formara una “imagen mental” equivocada de mi persona.
Tantas veces me repitieron que no sirvo para nada.
Que después de tantos años  repetida la oración,  acepto como verdadera la afirmación en mi niñez y mi adolescencia. Y cuando alguien me trata de convencer de lo contrario no le creo, porque en mi interior está bien afianzado el no sirvo para la vida. Y como no sirvo para la vida. Soy un mal hijo, mal hermano, mal amigo, mal estudiante, mal trabajador, mal esposo, mal padre y mal abuelo. Como ves, estas totalmente convencido por el resto de tu vida que no sirves para nada.
Esta imagen mental de mi persona hace que cuando tenga que estudiar, no lo haga con ahínco. Cuando trabaje, mi preocupación será muy baja. Cuando tenga que educar a mis hijos seré muy descuidado. En otras palabras no me valoro como persona. No sirvo para nada.
Esa voz negativa de no sirvo para nada se va quedando en mi vida dentro de mi cerebro.
Voz interior que solo verá lo negativo que soy.
Pero qué pasó realmente dentro de nosotros.
Aprendimos a no cuidarnos, a no respetarnos, a no querernos y a no amarnos. Y repito, como no aprendimos a cuidarnos, respetarnos, querernos y amarnos. Nuestra autoestima esta por los suelos.
Entonces, si fumamos, es una forma de no cuidarnos, si no nos lavamos es porque  no nos respetamos, si no progresamos en todas las áreas de nuestras vidas es porque no nos amamos. Y si no sabemos amarnos, no sabemos amar a las personas que nos rodean.
Que ha ocurrido en nuestra edad adulta, que somos personas de inteligencia normal, pero nuestra personalidad se quedó en nuestra niñez. Esta desigualdad, este desequilibrio entre nuestra inteligencia y nuestra personalidad hace que me convierta en mi adultez en un niño rebelde e irresponsable frente a la vida. Claro está que este niño tiene la certeza que no sirve para nada, por ello su comportamiento equivocado frente a la vida.
Cómo podemos mejorar la autoestima de este niño rebelde. Asistiendo a un taller o curso de autoestima. Donde nos enseñarán a cuidarnos, respetarnos, querernos y amarnos.
Aprendido esto; nuestras vidas cambiarán drásticamente. Si no lo hacemos seremos siempre rebeldes frente a la vida. En ti esta trabajar tu autoestima.
Si deseas más información.
Ingresa a:
www.ayudapsicologicagratuita.com
Te esperamos.
Tus Amigos.
Gracias.